Mundo Perros

Jueves, 13 de agosto de 2015

Son muchos los animales que son picados al cabo del año por este tipo de arañas, recordemos que en España ya hubo un caso de psicosis general al creer sobre varias picaduras de reclusa parda en Sevilla, pero al final quedo en un suceso sin importancia, y menos mal, ya que estas picaduras son mortales en algunos países, menos mal que en España, esto no pasa.

Pero volvamos a lo que nos importa, la picadura de la Araña Violinista esta considerada como leve, pero siempre hay que prestar mucha atención a nuestras mascotas, ya que este arácnido puede ser peligroso si no se cuida la zona de la picadura, pudiéndose infectarse complicando todavía más este tipo de picaduras.

En perros grandes no es que haya que preocuparse demasiado, pero en los más pequeños si, ya que la relación veneno/peso, es mucho mayor. Por ello, hay que lavar rápidamente a nuestra mascota, limpiar la herida y desinfectarla con cuidado.

Generalmente, no requiere mayor preocupación para el animal, sólo guardar reposo y estar muy atentos la primera semana, más que nada por miedo a infecciones.

Así que ya lo sabéis, mucho cuidado con este tipo de araña en vuestras mascotas, no vaya a daros un susto y os penséis que estamos antes una de las arañas más venenosas del planeta, todo lo contrario, tranquilidad y sosiego ante este tipo de araña, no es más que una clase de inofensiva araña que a lo sumo podría ocasionar alguna que otra molestia en nuestro perro, pero nada mas allá.

Por ultimo, recordar que en verano este tipo de araña vive en zonas muy humedad, tipo leñeros, casetas viejas y demás edificios al que el ser humano no suele habitar frecuentemente, ahí es donde esta araña anida y cría a sus retoños, generalmente en los meses de julio y agosto.

Tenéis que prestar mucho cuidado en las zonas tapadas de las piscinas, ya que ahí también suelen habitar y en ocasiones, nos llevamos un susto cuando levantamos tapas de piscinas o alcantarillas, la araña violinista esta presente en todos los lados de España, pero sin duda, su versión más agresiva se encuentra en el sur, más que nada por el calor de la zona.


Comentarios